00,00

No hay productos en el carrito.

Bomba circuladora de calefacción: guía de resolución de problemas

Bomba circuladora calefacción

La bomba circuladora juega un papel crucial en el funcionamiento del sistema de calefacción. Si se producen problemas con ella, es probable que el agua caliente y la calefacción no funcionen correctamente.

En este artículo, explicamos qué hace la bomba circuladora de calefacción y cómo reconocer problemas. Toma buena nota y no permitas que tu circuito de calefacción o agua caliente funcione mal.

¿Qué es una bomba circuladora?

Una bomba circuladora es una bomba de agua que mueve agua caliente alrededor del sistema de calefacción. El agua viaja desde la caldera hasta las tuberías que alimentan los radiadores, y el termo del agua caliente. Luego, el agua regresa a la caldera para mantener un flujo constante de agua caliente alrededor de toda la casa.

Las bombas circuladoras de calefacción suelen estar ubicadas dentro o cerca de la caldera. En algunos casos puede ser necesaria una bomba de apoyo, en este caso se sitúa cerca del termo del agua caliente.

¿La bomba circuladora no funciona?

Hay algunas señales reveladoras que indican que la bomba circuladora de calefacción no está funcionando correctamente. Algunas de estas señales pueden ser:

  • La tubería del agua no está caliente a pesar de que la bomba está funcionando.
  • Una fuga de agua proveniente de la bomba.
  • La bomba hace ruidos inusuales.
  • La carcasa de la bomba calienta.
  • Algunos o todos los radiadores no se calientan.
  • No hay agua caliente.

Estos signos pueden deberse a problemas como bloqueos, que pueden solucionarse fácilmente. Por lo tanto, antes de reemplazar la bomba, sigue esta lista de verificación para diagnosticar el problema y repararlo si es posible.

Problemas comunes con la bomba circuladora y cómo solucionarlos

Sigue esta lista de verificación de solución de problemas de la bomba circuladora de la caldera para descubrir cómo solucionar los problemas más comunes.

1.- No hay agua en el circuito

Si la bomba circuladora está funcionando, pero no mueve agua alrededor del sistema, su eje o hélice podrían estar atascados.

La solución es intentar darle un toque suave a la bomba. Eso puede ser suficiente para liberar cualquier componente que se haya atascado.

Si esto no funciona, o si la bomba se atasca con regularidad, probablemente sea hora de reemplazarla antes de que falle por completo.

2.- Bomba circuladora ruidosa

Si la bomba hace ruido, puede haber un vacío de aire dentro de la bomba. Las esclusas de aire pueden hacer que la bomba deje de funcionar, pero afortunadamente hay una solución sencilla.

La solución en este caso es intentar eliminar la esclusa de aire dentro de la bomba. Si esto no detiene el ruido, es posible que se haya soltado un cojinete dentro de la bomba. Si este es el caso, se deberá reemplazar la bomba de circulación.

3.- Bomba bloqueada

Si la calefacción se calienta lentamente, no alcanza su temperatura máxima, o no se calienta en absoluto, es posible que la bomba circuladora esté bloqueada o que haya dejado de funcionar.

Las bombas bloqueadas pueden ser el resultado de la acumulación de lodo y partículas metálicas que fluyen a través del sistema de calefacción. La suciedad puede atascarse en los componentes principales, o en la bomba circuladora, provocando que fallen.

La solución en este caso pasa por ponerse en contacto con un profesional, para que diagnostique el problema de la bomba.

4.- Bomba con fugas

Si ve una fuga de agua de la bomba circuladora, puede deberse a que la bomba se aflojó o un sello fundido.

En primer lugar, se debe apretar todas las uniones con una llave inglesa. Si todavía hay fugas, se deben revisar todos los accesorios de la bomba. Algunas partes pueden estar corroídas. Si este es el caso, será necesario reemplazar la bomba.

Finalmente, se debe revisar la junta de la bomba. Si es de aquí de donde proviene la fuga, es posible que el sello de la bomba se haya fundido. En este caso, es necesario que un profesional solucione el problema.

5.- Ajustes de velocidad incorrectos

Algunas bombas tienen configuraciones de velocidad y flujo ajustables. Si los radiadores no se calientan, es posible que sea necesario ajustar la velocidad y el flujo.

6.- Pérdida de potencia

Si la caldera tiene energía, pero la bomba no, podría haber un problema con el cableado eléctrico.

La solución en este caso pasa por revisar todo el circuito eléctrico para comprobar que no hay fallos. En el caso de que el circuito eléctrico sea correcto, se deberá sustituir la bomba.

7.- Instalación incorrecta

Un problema, que puede ocurrir, pero menos común, con una bomba que no funciona es que puede haber sido instalada al revés. La bomba deberá desmontarse y montarse de la forma correcta.

Estos son los problemas principales que pueden surgir con una bomba circuladora. Si tu problema no aparece en la lista, ponte en contacto con un profesional.

Call Now Button